Gestoría online por 29,90€ al mes

Un asesor fiscal personal tramita tu alta, presenta tus impuestos y responde todas tus dudas.

Gestoría online por 29,90€ al mes

Guía para trabajadores autónomos económicamente dependientes (TRADE)

Guía actualizada el 11/10/2021

Un trabajador autónomo económicamente dependiente (TRADE, o TAED), es un autónomo que recibe el 75% de sus ingresos o más de un solo cliente y que cumple los siguientes requisitos:

  • No tener trabajadores a su cargo ni subcontratar el trabajo para el que ha sido contratado.
  • Disponer de material y recursos propios para ejercer la actividad.
  • Desarrollar la actividad bajo criterios organizativos propios (se entiende que puede recibir indicaciones técnicas de carácter general por parte del cliente).
  • Realizar su trabajo de manera diferenciada de los empleados del cliente.
  • Recibir una contraprestación económica en función del resultado de la actividad.

No pueden ser trabajadores autónomos económicamente dependientes los titulares de locales comerciales (tiendas), industriales o de oficinas abiertos al público ni los autónomos que ejerzan su profesión conjuntamente con otros profesionales (como sociedad o mediante otra figura legal).

Para calcular ese porcentaje del 75% de ingresos deben considerarse los ingresos totales del trabajo por cuenta propia y los del trabajo por cuenta ajena si también se es empleado de una empresa. No deben incluirse otros ingresos como los rendimientos del capital.

El cliente puede solicitar que el autónomo acredite su condición de económicamente dependiente, para ello se puede utilizar  la última declaración de la renta o un certificado de rendimientos emitido por Hacienda.

Contrato TRADE

Los TRADE están sujetos al régimen legal de los autónomos, y tienen que cumplir las mismas obligaciones fiscales, pero tienen la particularidad de que deben firmar con el cliente del que reciban más del 75% de los ingresos un contrato.

Este contrato debe registrarse en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y debe incluir la siguiente información:

  • La identificación de las partes.
  • La condición de económicamente dependiente del trabajador autónomo respecto del cliente con el que contrata. 
  • El objeto y causa del contrato.
  • El régimen de vacaciones, del descanso semanal y de los festivos. El trabajador autónomo económicamente dependiente tiene derecho a 18 días hábiles de vacaciones al año, pudiendo ampliarse en el contrato.
  • La duración máxima de la jornada de la actividad, incluyendo su distribución semanal si ésta se computa por mes o año.
  • El acuerdo de interés profesional que, en caso de que lo haya, siempre que el trabajador autónomo económicamente dependiente manifieste su conformidad de forma expresa.

La duración del contrato será la que se acuerde, puede establecerse una fecha concreta o vincularse a la finalización del servicio que esté realizando el TRADE. Si no se fija una duración en el contrato, se entenderá que es indefinido. 

Aquí puedes descargarte el modelo de contrato TRADE creado por el SEPE.

Finalización del contrato

El contrato puede finalizarse por acuerdo entre el TRADE y el cliente antes de la fecha establecida.

Si el contrato se rompe por decisión del cliente sin causa justificada, el TRADE tiene derecho  a indemnización por los daños y perjuicios ocasionados. Pero si el cliente resuelve el contrato por incumplimiento por parte del TRADE, será el TRADE quien tendrá que indemnizar al cliente por los daños y perjuicios ocasionados.

Si es el TRADE quién rompe el contrato fundado en el incumplimiento del cliente, el cliente tendrá que indemnizar al TRADE por los daños y perjuicios ocasionados. Cuando el Trade desista del contrato sin el correspondiente preaviso, y el desestimiento suponga un perjuicio importante en el desarrollo normal de la actividad del cliente, el TRADE tendrá que indemnizarle.

Ventajas de ser TRADE

Al estar el TRADE especialmente vinculado a un cliente, tiene una especial protección laboral distinta a la de los autónomos en régimen general. Esta protección consiste en:

  • Derecho a vacaciones: 18 días hábiles de vacaciones retribuidas al año.
  • Derecho al permiso de maternidad o paternidad sin tener que contar con los 180 días mínimos de cotización.
  • Derecho a indemnización: si el cliente incumple de forma injustificada alguna de las condiciones del contrato el TRADE tiene derecho a indemnización.
  • Derecho a prestación por desempleo (paro): los TRADE que tengan cubierto el periodo mínimo de cotización por cese de actividad tienen derecho la prestación por desempleo.

Gestoría online para autónomos por solo 29,90€ al mes

Nos encargamos de todo: un asesor fiscal tramita tu alta de autónomo, presenta tus impuestos y resuelve todas tus dudas. ¡Así de fácil!