¡Fuera estrés!

Nos encargamos de tu papeleo e impuestos 100% online.  Saber más

¡Fuera estrés!

Arrendador

  • Léelo en 2 min

Muchas veces es difícil recordar quién es el arrendador y quién es el arrendatario cuando se habla de un contrato de arrendamiento. El lenguaje jurídico y fiscal es así de confuso, pero para eso estamos.

La RAE dice que el arrendador es la persona que da en arrendamiento un bien. Te lo traducimos: el arrendador es alguien que alquila algo. Así de simple. Un contrato de arrendamiento, entonces, no es nada más que un contrato de alquiler de algo. Los contratos de arrendamiento pueden escribirse y firmarse sobre un servicio o sobre una propiedad (por ejemplo un contrato de arrendamiento de un local comercial para que un autónomo lo use como oficina, almacén o tienda).

El arrendador es pues, el que arrienda el servicio o propiedad. Dicho de forma incorrecta pero quizá más entendible, el arrendador sería el alquilador que alquila (arrienda) algo al arrendatario.

Los contratos de arrendamiento pueden producirse entre arrendadores y arrendatarios particulares, entre empresas o entre particulares y empresas.

Los arrendadores, ya sean personas o empresas, que alquilan una propiedad pueden deducir gastos en la declaración de la renta para pagar menos IRPF. Si te interesa, consulta nuestra guía sobre gastos deducibles del alquiler para propietarios (arrendadores). ¡Podría serte muy útil!

Si no controlas todo este tema de los impuestos pero quieres asegurarte de que vas a obtener todas las deducciones posibles en el IRPF, cuenta con un gestor online de TaxScouts. Desde nuestra gestoría, tramitamos tu declaración a Hacienda online. ¡Una buena asesoría para la declaración de la renta puede cambiar el resultado de tu borrador!

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Queremos ser tu gestoría online

Ofrecemos asesoramiento fiscal personalizado y presentamos tus de impuestos, todo por Internet. Fácil, rápido, sin letra pequeña y a un precio fijo. ¿Qué más se puede pedir?