¡Fuera estrés!

Nos encargamos de tu papeleo e impuestos 100% online.  Saber más

¡Fuera estrés!

Gravamen

  • Léelo en 4 min

¿Te suena lo que es la palabra gravamen? ¿La has oído en alguna parte? Probablemente sí, pero si estás aquí es porque no te queda del todo claro el significado de gravamen. Así que vamos a ponerle solución a eso, ¿no?

¿Qué es un gravamen?

Una definición de gravamen podría ser: una cifra o porcentaje que indica cuántos impuestos debes pagar. Es decir, el gravamen es la cantidad de impuestos que te corresponde pagar al Estado. A esto se le llama también gravamen fiscal o gravamen impositivo, porque impone una cantidad en forma de impuesto. Mejor veamos un ejemplo de gravamen

Como sabrás, el IVA es uno de los impuestos principales en nuestro país. Hay distintos tipos de IVA, o sea, diferentes porcentajes. Eso son distintos tipos de gravámenes. El más común es el IVA normal, con un 21%. Eso significa que, al precio real del producto (la base imponible) se le debe aplicar un 21% de impuesto. Así que, por ejemplo, por un producto que cueste en realidad 100€, tú pagarás 121€ (el precio del producto más el impuesto aplicado). 

Tipos que existen

Con el ejemplo anterior ya te hemos adelantado la siguiente de sus características: hay diferentes tipos.

  • El gravamen fijo. Este tipo de gravamen (cantidad de impuestos a pagar) se utiliza cuando la base sobre la que se va a aplicar el impuesto no es dinero, por ejemplo como pasa en el caso de los impuestos en las empresas eléctricas. En este caso, se pagan impuestos según los euros por megavatio, no un porcentaje sobre el producto. También sucede con los hidrocarburos (como la gasolina de toda la vida), donde se grava en euros por litro. 
  • El gravamen porcentual. En este caso, el gravamen sí se aplica sobre una cantidad de dinero, y lo que corresponde al impuesto es un porcentaje del total (de la base). Hay dos tipos de gravámenes porcentuales:
    • El gravamen porcentual fijo. ¿Te acuerdas del ejemplo del IVA, no? Pues este impuesto entraría en este tipo de gravamen. No varía. Siempre es el mismo porcentaje. Siempre se paga uno de los tres tipos de IVA (21%, 10% o 4%) independientemente de cuánto cueste el producto.
    • El gravamen porcentual variable. En este caso el impuesto es progresivo, es decir, varía dependiendo de la base imponible (del dinero) por el que se tienen que pagar impuestos. El gravamen porcentual puede ser:
        • A tramos o escalas. La mejor manera de entender esto es con un ejemplo: con la escala de gravamen del IRPF, que es el impuesto más conocido de este tipo. En este caso, la base imponible se divide en tramos (o en escalas) y a cada una se le asigna un porcentaje diferente y progresivo. Ya sabes, un 19% al primer tramo, un 24% al segundo y tal. (Por cierto, recuerda que en el IRPF, para saber cuál es tu base liquidable sometida a gravamen, tendrás que restar las reducciones a las que tengas derecho 😉).
        • Variable continuo. Este es quizá el caso más especial. El gravamen variable continuo también divide la cantidad de dinero sobre la que se aplica el impuesto en tramos. Pero, a diferencia del anterior, el tramo en el que se encuentre tu situación será el porcentaje que se te aplique en total. Es decir, no se divide la base imponible en tramos y se aplica un porcentaje diferente a cada tramo. En este caso, se divide la base imponible en tramos y esto sirve simplemente para posicionarte en uno de ellos. Entonces se aplica el mismo porcentaje del tramo en el que tu importe está a toda la cantidad. Por ejemplo, si el IRPF funcionara así y tú cobraras 25.000€ brutos, en vez de pagar un 19% de impuestos por los primeros 12.450€ (primer tramo) y un 25% por los 12.550€ restantes en el segundo tramo (que son los que van de 12.450€ a 25.000€), pagarías un 25% de 25.000€, por pertenecer al segundo tramo. ¿Se entiende?

Si todos estos términos te lían, quizá te sea útil leer nuestra guía de conceptos básicos de la declaración de la renta. 🤓

Y hasta aquí lo que es un gravamen de la mano de la mejor gestoría online. Si sigues un poco lost y no te enteras de qué gravámenes te van a aplicar cuándo y por qué, cuenta con nuestra gestoría fiscal. Te damos el mejor asesoramiento fiscal personalizado, ya quieras presentar tu declaración de la renta de 2021 o hacerte autónomo. Para lo que necesites, estamos.

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Queremos ser tu gestoría online

Ofrecemos asesoramiento fiscal personalizado y presentamos tus de impuestos, todo por Internet. Fácil, rápido, sin letra pequeña y a un precio fijo. ¿Qué más se puede pedir?