Gestoría online para empresas por 59,90€ al mes

Te ayudamos en la constitución, presentamos impuestos y nos ocupamos de los trámites  Más información

Gestoría online para empresas por 59,90€ al mes

¿Cómo es la nómina de un autónomo societario?

  • Léelo en 5 min
  • Guía actualizada el 12/06/2024
Persona intentando hacer la nómina de autónomo societario

Imagina que tienes un ideón de negocio. Ahora imagina que te decides: vas a emprender. Lo que hasta hace dos segundos era una idea es, de repente, un proyecto en marcha, ¡qué nervios! 

Antes de empezar, haces tus cálculos y te das cuenta que lo que necesitas es crear una SL. Como además de ser socio, vas a trabajar en tu empresa, te das de alta como autónomo societario. Es en este momento cuando piensas: ¿cómo voy a cobrar? Buena pregunta. Sigue leyendo para enterarte de cómo funciona la nómina de un autónomo societario.

Impuestos, impuestos, impuestos…

¡No te compliques más! Suscríbete a nuestro Pack Empresas y te asignaremos un asesor que te hará la vida FÁCIL. Sí, con mayúsculas.

Repaso rápido: ¿qué es un autónomo societario?

Vamos a refrescar la memoria: un autónomo societario es un emprendedor que ha constituido una sociedad mercantil en la que tiene responsabilidades y funciones. O sea, es un emprendedor que no solo es socio, sino que también trabaja para su empresa.

El recorrido para darte de alta como autónomo societario es un poco más largo y complejo que el que siguen los autónomos normales y corrientes. Para empezar, tienes que crear una empresa. Además tendrás que hacer los mismos trámites que el resto de autónomos, es decir, darte de alta en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria como trabajador por cuenta propia. 

En cualquier caso, no te precipites, porque no todos los socios de una empresa pueden ser autónomos societarios. En pocas palabras, para serlo, deberás tener:

  • Un mínimo del 33% del capital social de la empresa.
  • Al menos el 25% del capital y ejercer funciones de dirección y gestión.
  • Al menos el 50% del capital, incluyendo las participaciones a tu nombre, al nombre de tu cónyuge o familiares de hasta segundo grado, siempre que convivas con ellos. Además, tendrás que prestar un servicio o realizar alguna actividad dentro de la empresa.

¿Tiene nómina un autónomo societario?

La respuesta a esta pregunta, por desgracia, no es ni sí ni no, es más bien depende. 

Okay, entonces ¿cuándo puedes tener nómina si eres autónomo societario? Esto puede ocurrir en dos casos: 

  1. Cuando trabajes para tu empresa desarrollando una actividad empresarial. Si no tienes claro de qué tipo es tu actividad, puedes consultar qué tipo de actividad realizas en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Dentro de sus secciones se agrupan a las empresas y autónomos según el tipo de actividad que ejercen.
  2. El segundo escenario es que realices funciones de administración remuneradas dentro de la empresa.
Persona intentando hacer la nómina de autónomo societario

Retribución por servicios prestados o nómina de un autónomo societario que trabaja para su empresa

Recordemos algo importante. Antes hemos mencionado que el Impuesto de actividades económicas (IAE) tiene unas secciones en las que se agrupan las actividades que realizan las empresas y los autónomos. Pues bien, estas secciones son tres: la de actividades empresariales, la de actividades profesionales y la de actividades artísticas. 

Si la actividad que realizas como autónomo societario encaja con alguna de las actividades de la sección de actividades empresariales, puedes tener una nómina. A esta sección pertenecen las actividades ganaderas, pesqueras, de fabricación, de construcción, de comercio y, en resumen, todas las actividades que se desarrollen en el marco de una organización empresarial.

Sin embargo, si tu actividad es profesional o artística, cobrarás a través de facturas.

Nómina de un autónomo societario por ser administrador de una sociedad

Son los propios socios de la empresa los que establecerán si las funciones de administración son retribuibles o no en los estatutos de la sociedad. En otras palabras, puedes elegir junto con tus socios si cobrar, o no, por la dirección y organización de la empresa.

Si las funciones de administrador son retribuidas

Los administradores de una SL pueden cobrar de varias maneras. Por un lado, pueden tener una nómina y todo el resto de cosas que puede tener un trabajador cualquiera, o sea, dietas, recompensas por el cumplimiento de objetivos, indemnización por cese, etc. 

Además, como cualquier socio de una empresa, podrán obtener una parte de los beneficios cuando los haya.

¡Buenas noticias! Como la empresa paga el IRPF en tu nombre, no deberás presentar trimestrales de autónomo y la gestión de tus ingresos a través de nóminas sí está incluida en el Pack Empresas. Tu asesor se encargará de tramitar las nóminas de todos los administradores de la empresa.

Si las funciones de administrador no son retribuidas

En el caso de que las funciones del administrador aparezcan en los estatutos de la empresa como no retribuibles, no tendrás nómina, ohhhh.

Pero pongamos que no estás de acuerdo con esto y que quieres ponértela sí o sí, ¿qué pasaría si la cobraras? 

Si recibes una retribución no fijada en los estatutos no podrás incluirlo en el Impuesto de Sociedades como un gasto con carácter deducible. Es decir, no será considerado un gasto esencial para que la empresa realice su actividad. Esto se traduce en que tu empresa tendrá que pagar más impuestos porque la base imponible a la que se aplican será mayor. 

Persona intentando hacer la nómina de autónomo societario

 Vale, ¿y cómo es la nómina de un autónomo societario?

Si cobras una nómina de tu empresa significa que además de ser socio de la SL, trabajas en ella como un administrador o como un trabajador. Para que nos entendamos, es como si te hubieses contratado a ti mismo. Así, la empresa paga tus nóminas y te retiene el IRPF. 

Las retenciones del IRPF en nómina variarán según seas societario trabajador o administrador:

  1. Si eres societario trabajador, tu retención dependerá de lo que cobres, es decir, se aplicará la retención que corresponda según los tramos anuales de IRPF. Como a cualquier trabajador, vaya.
  2. Si eres administrador, tu retención dependerá de la facturación de la empresa. En el caso de que tu empresa facture menos de 100.000 euros, se te retendrá un 19% de IRPF. Este porcentaje aumenta al 35% cuando tu empresa facture por encima de los 100.000 euros, bienvenidos sean.

¡Una última cosa! Si lo que estás buscando es un asesor que te diga cómo cobrar, que se encargue de crear tu empresa, de darte de alta como autónomo societario, de llevarte la contabilidad y de declararte todos los impuestos, estás en el sitio adecuado.

¿Y si somos tu asesoría de empresa?

Te libramos de (casi) todo el marrón fiscal. Te asignamos un asesor personal que te aconsejará con tu empresa.

Persona se registra en TaxScouts
Un hombre revisa las novedades sobre impuestos

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.