¡Fuera estrés!

Nos encargamos de tu papeleo e impuestos 100% online.  Saber más

¡Fuera estrés!

¿Cómo funciona el impuesto de transmisiones patrimoniales?

  • Léelo en 6 min
  • 16/01/2023
En la compra de viviendas de segunda mando hay que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales

Existen ciertas operaciones por las que tienes que declarar impuestos algo desconocidos. Uno de estos es el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados. Y como existen estos impuestos extraños, existimos nosotros para explicártelos, ¡vamos a ello!

Pero TaxScouts no solo existimos para explicártelo, ¡también existimos para presentarte todos los modelos que necesites! Confía en una de las mejores asesorías fiscales online y en nuestros brillantes asesores fiscales particulares y no te vuelvas a preocupar por tu fiscalidad.

¿Qué es el impuesto de transmisiones patrimoniales?

El impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados se aplica en algunas operaciones en las que el IVA no lo hace. Como, por ejemplo, en las compras o ventas de algún bien de segunda mano (ya sea una vivienda, un vehículo o un ordenador).

Y es que sí, tendrías que declarar el impuesto patrimonial incluso por la compra de una bicicleta en Wallapop (aunque luego nadie lo hace en este tipo de transacciones). Pero el ITP no solo aparece en estas operaciones.

Autónoma consulta con su gestoría si tiene que pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales

¿Cuándo hay que pagar el ITP?

Para saber cuando tienes que pagar el impuesto, tienes que echarle un vistazo a la operación que has hecho. Esto es porque el ITP grava tres tipos diferentes de operaciones. O sea, que tienes que pagar el impuesto:

  • Cuando lleves a cabo una compraventa de bienes de segunda mano entre particulares (una transmisión patrimonial onerosa). Por estas pagas un ITP común de entre un 4% y un 11% sobre la operación, dependiendo de tu Comunidad Autónoma.
  • Cuando haya un aumento o disminución del capital de una sociedad o empresa (una operación societaria). Por ejemplo, en una fusión, una división o una disolución de la misma. Normalmente, se paga un 1% sobre la operación realizada.
  • Cuando pidas un informe oficial que formaliza un notario o una administración (un acto jurídico documentado). Para estos casos existe el llamado impuesto de actos jurídicos documentados (IAJD), pero está dentro del ITP y grava entre un 0,5% y un 1,5% sobre la operación, según tu Comunidad Autónoma.

¿Quién paga el impuesto de transmisiones patrimoniales?

Sin importar el tipo de transacción que se realice, siempre paga el ITP la parte interesada. Es decir, la persona que solicite un servicio o un bien.

Vamos a ver unos ejemplos para que quede más claro:

  • En una compraventa de un coche, es el comprador quien tiene que pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales.
  • En un alquiler de una vivienda, la persona que pague el alquiler es quien debe pagar el ITP.
  • En el caso de los actos jurídicos documentados, como la formalización de una herencia, los paga quien quiera el papel oficializado.

¿A quién tengo que pagar el ITP?

El impuesto sobre transmisiones patrimoniales no lo gestiona Hacienda, sino que está a cargo de cada Comunidad Autónoma. Por ello, las características del impuesto de bienes patrimoniales varían mucho.

Un ejemplo claro de esta variedad existe en el porcentaje que hay que pagar en cada Comunidad Autónoma. Aunque la base imponible sea la misma, lo que pagarás depende de donde vivas. Por ello, para saber cuánto es el impuesto de transmisiones patrimoniales que tienes que pagar, tienes que tener en cuenta donde vives y la operación que realizas.

Porcentaje del impuesto de transmisiones patrimoniales por comunidad autónoma

Plazos para pagar el ITP

El plazo para pagar el impuesto sobre transmisiones patrimoniales es muy claro, tienes un máximo de 30 días para declarar la operación desde el día en el que se formalizó. Es decir, desde que firmaste el contrato de compra o alquiler.

¿Cómo se declara el impuesto de transmisiones patrimoniales?

A lo mejor, lo más curioso del impuesto sobre transmisiones patrimoniales es que está dividido en tres, pero se declara en dos modelos diferentes. Así que, para saber cómo pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales, tienes que echarle un vistazo al bien (mueble o inmueble) involucrado en la operación:

  • El modelo 600 se encarga de recoger la gran mayoría de transmisiones de bienes (como el alquiler de una vivienda). Además, también recoge todos los actos jurídicos documentados.
  • Por otra parte, con el modelo 620 declaras las ventas de segunda mano de vehículos, barcos y aeronaves.

Aunque todas estas aclaraciones te las podría explicar un asesor fiscal experto de TaxScouts en menos de cinco minutitos, para que puedas disfrutar de tu tiempo.

¿Dónde hay que declarar el ITP?

Como ya hemos comentado, son las Comunidades Autónomas las que se encargan de gestionar el pago del impuesto del ITP. Por ello, saber dónde pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales no te costará mucho. Simplemente tendrás que buscar el nombre del impuesto en la página oficial de tu Comunidad Autónoma y encontrarás el modelo online para rellenar.

Por otra parte, también podrás presentar el modelo presencialmente en la sede tributaria autonómica más cercana. Es decir, tendrás que buscar la localización de las diferentes oficinas en la web de tu comunidad e ir presencialmente a alguna. Como excepción, si vives en Ceuta y Melilla, tendrás que hacerlo en una sede de la Agencia Tributaria.

Autónoma revisa las oficinas donde puede pagar el impuesto de transmisiones patrimoniales

Exenciones y reducciones del ITP

Existen bastantes maneras de pagar menos (o nada) por el impuesto, pero estas dependen de la Comunidad Autónoma en la que vivas.

¿Quién está exento del impuesto de transmisiones patrimoniales?

Las exenciones de las transmisiones patrimoniales se aplican en toda España, pero son bastante específicas y no dependen de la persona, sino de la operación. Pero sí hay casos importantes en los que no tienes que pagar el impuesto:

  • Cuando pagues el alquiler de una vivienda para uso estable y permanente. Esto es si firmaste tu contrato de alquiler después del seis de marzo de 2019, ya que en esa fecha el Gobierno cambió el impuesto para que solo afectara a viviendas no permanentes.
  • Cuando un empresario (autónomo o no) compre un vehículo de segunda mano para revenderlo en menos de un año (cuando esta sea su actividad principal).
  • Cuando sea una transacción de una pareja casada hacia su comunidad conyugal.
  • Los préstamos entre particulares destinados a la compra de una vivienda de protección oficial.

¡Ojo! Aunque estés exento de pagar el ITP, sí tienes que declararlo e indicar que estás exento del impuesto. Si no lo haces, Hacienda te puede multar.

¿Qué reducciones hay del ITP?

Ahora, no solo hay exenciones, también hay reducciones (descuentos en el porcentaje a pagar a los que puedes acceder cuando cumples unas condiciones). Aunque estas sí que dependen de cada Comunidad Autónoma. Cada una tiene reducciones únicas, pero hay algunas que casi todas comparten y que reducen el porcentaje a pagar hasta un máximo de un 1% en algunas comunidades. Las reducciones son:

  • Por familia numerosa.
  • Para menores de 30 años (en algunos casos el límite se extiende hasta 36 años).
  • Para personas con igual o más del 33% de discapacidad.
  • Por la compra de viviendas de protección oficial o de viviendas en zonas con riesgo de despoblación.
  • Por la compra de vehículos de emisiones 0.

¿Qué pasa si no declaro el ITP?

Está claro que si no declaras el impuesto, la Agencia Tributaria va a sospechar, sobre todo en casos de gran magnitud (como el de una vivienda de un precio elevado). Por ello, lo primero que pasaría es que Hacienda abriría una investigación sobre la operación.

Si efectivamente no declaraste el ITP, se te exigirá el pago del impuesto. Pero, además, te cobrarán intereses de demora, (un 3,75% de la cantidad que no declaraste. Y, ya para terminar, si Hacienda considera que tuviste malas intenciones, podrías tener que pagar otros 200€ extra.

Si no quieres tener que estar pagando este tipo de sanciones, confía en TaxScouts. Consulta por chat a la gestoría online más atenta y te asignaremos al mejor (y más majo) asesor online.

Un hombre revisa las novedades sobre impuestos

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Queremos ser tu gestoría online

Ofrecemos asesoramiento fiscal personalizado y presentamos tus de impuestos, todo por Internet. Fácil, rápido, sin letra pequeña y a un precio fijo. ¿Qué más se puede pedir?

Persona se registra en TaxScouts