Gestoría online para autónomos por 29,90€ al mes

Te ayudamos con el alta, presentamos impuestos y hacemos trámites por ti. Y tú, te despreocupas.  Saber más

Gestoría online para autónomos por 29,90€ al mes

Modelo 130

  • Léelo en 5 min

Si trabajas como autónomo puede que te suene de algo el modelo 130. O no. Depende del epígrafe en el que te des de alta. Espera… ¿Qué? Venga, vamos a ver qué es el modelo 130 de la AEAT.

¿Qué es el modelo 130?

El modelo 130 de Hacienda es un pago trimestral de IRPF que algunos autónomos están obligados a presentar. Y vamos por partes. Realmente, el modelo con el que se paga el IRPF es el modelo 100, aunque casi todo el mundo lo conoce como la declaración de la renta. El modelo 130 es un pago fraccionado y adelantado del IRPF, para que los autónomos vayan aportando su contribución a Hacienda y no lo hagan todo a la vez en los meses de la renta. Como las retenciones mensuales de los asalariados, ¿sabes? Pues algunos autónomos lo hacen con el modelo 130

¿Quién tiene que presentarlo?

¿Y por qué estamos diciendo constantemente algunos autónomos? El modelo 130 de la Agencia Tributaria es una forma de pagar por adelantado el IRPF de autónomos, pero no la única. ¿Es obligatorio para ti cumplimentar el modelo 130? Pues depende de un factor: tu epígrafe de autónomo. 

Si estás dado de alta como autónomo profesional, es decir, tu actividad principal es la de ofrecer servicios profesionales (como por ejemplo los de un abogado, desarrollador, psicólogo, contable, etc.) y más del 70% de tu facturación viene de empresas o clientes nacionales, entonces no tienes que pagar el IRPF con el modelo 130. En ese caso, la forma en la que pagarás esos adelantos de IRPF será a través de las retenciones en tus facturas. 

Los autónomos que cumplen estas dos condiciones deben añadir en sus facturas a sus clientes un 15% de IRPF. A la hora de pagar, los clientes harán la transferencia descontando esta cantidad, que ingresarán de parte del autónomo a Hacienda a través del modelo 111. Así irás cotizando como autónomo. Es decir, en vez de cobrar el total de la factura, cobrarás la cantidad de la factura menos el 15% de IRPF indicado, y así contará como si estuvieras pagando un adelanto de ese impuesto con cada ingreso que tienes.

⚠️ Importante ⚠️ En estos casos, los autónomos no tienen que presentar el modelo 130, pero los clientes sí deben presentar otro modelo que declare estas retenciones del autónomo (que actúa como su proveedor): el modelo 111.

El otro caso, como imaginarás, son los autónomos que sí están obligados a presentar trimestralmente el modelo 130:

  • Autónomos empresariales. Todos los autónomos que desarrollan una actividad que no sea la de prestar un servicio profesional (los camareros, los transportistas, los operarios, etc.) tienen obligación de presentar esta declaración.

  • Autónomos profesionales que no cumplan el requisito de facturación. Decíamos antes que si cobrabas más del 70% de tu facturación de empresas nacionales no tenías que presentar el modelo, pero si no llegas a este porcentaje, sí tendrás que hacerlo. Igualmente, al ser autónomo profesional, tendrás que seguir aplicando en tus facturas la retención correspondiente (aunque no llegues a ese 70%). 

Si necesitas indagar más en este tema, no sufras. ¡Nuestra guía sobre pagar el IRPF trimestral de autónomos seguro que te es útil!

Gastos deducibles en el modelo 130

Al igual que pasa en la declaración de la renta, en el modelo 130 hay ciertos gastos que son fiscalmente deducibles. Son todos aquellos que son afectos a la actividad, es decir, que son necesarios para desarrollarla. Estamos hablando de: 

  • Sueldos tanto tuyos como de tus trabajadores
  • Contribuciones a la Seguridad Social
  • IVA
  • Gastos financieros
  • Arrendamientos
  • Reparaciones y gastos de mantenimiento
  • Gastos de explotación
  • Gastos de personal
  • Servicios profesionales
  • Amortización
  • Gastos de difícil justificación: un 5% de la diferencia entre tus ingresos y gastos
  • Otros gastos deducibles

Recuerda que para que un gasto sea deducible, debes poder demostrar su necesidad y justificarlo a través de una factura. ¿Quieres saber más sobre qué gastos te puedes deducir? ¡Pues corre a leer nuestra guía sobre gastos deducibles de autónomos!

Plazos del modelo 130

Como te contábamos, el modelo 130 se presenta trimestralmente, es decir, cuatro veces al año. Hacienda te da 20 días para hacerlo, del 1 al 20 de cada mes de enero, abril, julio y octubre. Eso sí, si vas a querer domiciliar el pago entonces tendrás cinco días menos, del 1 al 15 de cada mes.

Por supuesto, se puede aplazar el modelo 130. Puedes solicitar un aplazamiento siguiendo estos pasos: 

  1. Entra en la sede de la Agencia Tributaria en el apartado de modelo 130. Accede con tus datos en el sistema.
  2. Una vez dentro, pulsa en Reconocimiento de deuda con solicitud de aplazamiento
  3. Pincha en el enlace donde pone Tramitar Deuda Ahora.
  4. Especifica la cantidad que quieres fraccionar, los plazos en los que pretendes pagar y la fecha de inicio del primer plazo. Eso sí, como máximo podrás solicitar 12 meses de aplazamiento, no más, y Hacienda tendrá que aceptarlo.
  5. Si no tienes cash suficiente para afrontar la deuda también puedes pinchar en Reconocimiento de deuda con imposibilidad de pago. Hacienda te concederá un tiempo extra, y cuando quisieras pagarlo solo tendrías que acceder a Consultar Deudas y abonar lo que debes.

Si lo prefieres, somos una asesoría online de autónomos y nos encargamos de todos estos trámites de autónomos: el modelo 130, el 111, los trimestrales de autónomo y todo lo que te aburre de Hacienda, vamos. Nos sabemos al dedillo todos los impuestos de autónomos de España, así que si estás pensando en hacerte autónomo o ya lo eres pero te vendría bien una ayudita con esto… ¡Somos tu gestoría de autónomos!

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Todo lo que necesitas por un precio fijo

¡Autónomo! Nos encargamos de todo para que tú no te preocupes por nada. Además, tu asesor personal resolverá todas tus dudas en menos de 24 horas.