Gestoría online para autónomos por 29,90€ al mes

Te ayudamos con el alta, presentamos impuestos y hacemos trámites por ti. Y tú, te despreocupas.  Saber más

Gestoría online para autónomos por 29,90€ al mes

¿Para qué sirve el número de la Seguridad Social?

  • Léelo en 5 min
  • 16/12/2021
Una chica trabaja por primera vez con su número de la Seguridad Social

Empecemos por lo más básico: el número de la Seguridad Social (NUSS) es un código numérico de 12 dígitos, o sea, un número de 12 cifras.Este código es para la Seguridad Social lo que el NIF es para Hacienda. Se trata de un código con el que identificar a un ciudadano o residente concreto. Por lo tanto, el número de la Seguridad es único y personal: ningún código se repite y solamente puede usarlo la persona a la que le ha sido asignado. Al igual que ocurre con el número del DNI (que es el NIF de los ciudadanos españoles), el número de la Seguridad Social identificará a esa persona durante toda su vida una vez le haya sido asignado.

¿Necesitas sacar tu número de la Seguridad Social por primera vez? Consulta nuestra guía sobre cómo enviar el modelo TA1 para solicitar el número de la Seguridad Social. Si, en cambio, necesitas el número de la Seguridad Social porque quieres darte de alta como autónomo, un asesor fiscal online de TaxScouts puede ayudarte. Como gestoría virtual, nos encargamos de este trámite y de presentar todos tus impuestos de autónomo dentro de los plazos marcados y sin errores. Todo incluido por un precio fijo y tú, ¡despreocúpate y dedícate a lo tuyo!

Antes de explicarte para qué sirve el número de la Seguridad Social, tenemos que aclarar una cosa. A todos los ciudadanos españoles o residentes en España les corresponde la asignación de un número de la Seguridad Social. Cuando nos referimos a este número lo abreviamos como NUSS. No obstante, cuando cualquier persona mayor de 16 años (que tiene la edad suficiente para trabajar legalmente en España) empieza un trabajo, se produce el alta en la Seguridad Social. Entonces hablamos del NAF de la Seguridad Social, que son las siglas del Número de Afiliación (a la Seguridad Social). Antes de su primer trabajo y de haber sido dados de alta en la Seguridad Social, todos los niños y niñas constan como beneficiarios del NAF de sus padres o tutores legales.

Por ejemplo, Sandra acaba de cumplir 16 años y el curso que viene empezará el bachillerato. Este verano quiere ganar algo de dinero y trabajará en la cafetería que está al lado de su casa. Este es el primer trabajo de Sandra, o sea que de momento no tiene número de la Seguridad Social. Su jefa, al hacerle el contrato de trabajo, dará de alta a Sandra en la Seguridad Social como trabajadora. Al hacer este trámite, la jefa de Sandra solicitará el NAF de Sandra por ella.

Sandrá recibirá una carta con el número y este no cambiará nunca más. Sandra cotizará bajo ese número toda su vida.

Dicho esto, vamos a ver para qué sirve exactamente el número de la Seguridad Social:

Para poder trabajar y cotizar

Como ya hemos dicho, es obligatorio tener este número antes de poder trabajar de forma legal en España. No importa si trabajas por cuenta propia (es decir, si eres autónomo) o si trabajas para una empresa. La Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) debe tener constancia de quién trabaja, cuánto trabaja, para quién trabaja y cuánto cobra por su trabajo.

No se trata de controlar por controlar. Simplemente, las personas que trabajan ganan dinero y este dinero ayuda a mantener el estado del bienestar en España (unos mínimos de sanidad, educación, confort para toda la población). De cada sueldo mensual, la Seguridad Social se queda una parte en forma de cuota. ¿Sería un poco como pagar por trabajar? Pues sí, un poco sí. Pero tiene beneficios, así que sigue leyendo.

Para obtener prestaciones, pensiones y subsidios

Estar afiliado a la Seguridad Social y cotizar (lo que hemos dicho que era un poquito como pagar por trabajar) tiene, obviamente, una parte positiva. El dinero que recauda la Seguridad Social en forma de cuotas mensuales de los autónomos y de parte del salario bruto de los trabajadores de las empresas se usa para ayudar en casos de necesidad.

A través del Instituto Nacional de la Seguridad Social, se conceden prestaciones, pensiones y subsidios a las personas que lo necesitan. Y no estamos hablando de casos extremos y rarísimos (que también), pero ¡podrías ser tú! Estas ayudas se dan en casos de viudedad, orfandad, discapacidad, enfermedad y demás, cuando se entiende que la persona afectada tenía unos ingresos que ya no tiene o que ya no puede ganar tanto dinero como le sería posible. En definitiva, se conceden a personas en una cierta situación de desventaja social.


Pero hay una situación de la que nadie se salva: la jubilación. Las pensiones de los jubilados las paga la Seguridad Social y en tu caso también será así (¡esperemos!). Es importante que tu empresa te dé de alta con tu número de la Seguridad Social cada vez que tengas un trabajo porque todos los días trabajados cuentan. Cuanto más hayas cotizado (trabajado y pagado a la Seguridad Social) a lo largo de tu vida, más alta será tu pensión durante la jubilación. Siempre hay máximos fijados; los pensionistas no son conocidos por cobrar millonadas.

Para el seguro escolar

En España es obligatorio ir al instituto hasta 4º de la ESO, o sea que técnicamente todos los españoles y residentes en España menores de 16 años tendrán ya un número de la Seguridad Social (NUSS). ¿Por qué? Pues porque para todos los estudiantes menores de 28 años y a partir de 3º de la ESO, es obligatorio tener un seguro escolar.

Este seguro cubre muertes de familiares, enfermedades o accidentes escolares y da derecho al estudiante a recibir prestaciones relacionadas con estos casos.  Aunque el número de la Seguridad Social sea necesario para el seguro escolar, recordamos que hasta que el estudiante no tenga 16 años y su primer trabajo legal, no estará afiliado a la Seguridad Social y su número no será considerado como NAF sino simplemente como NUSS.

Para tu tarjeta sanitaria

El número de la Seguridad Social también está asociado a tu tarjeta sanitaria. En este caso, el beneficio de tener tu propio número de la Seguridad Social no es directo. Cuando te visita un médico en un centro de la sanidad pública, alguien ha pagado para que ese profesional te mire la garganta y te diga que tienes anginas. Ese alguien somos todos los españoles y residentes que trabajamos en España y cotizamos, ya sea pagando cuotas mensuales de autónomos a la Seguridad Social o con una parte de nuestro salario bruto.

Decimos que el beneficio no es directo porque no se trata de una pensión o de una prestación que cobras tú según tu situación a través de un ingreso en tu banco. Decimos que el beneficio es indirecto porque, mes a mes, todos pagamos por este servicio de sanidad pública. Quizá estarás diez años pagándolo y no tendrás que ir nunca al médico (¡ojalá!). Pero cuando lo necesites, podrás ir sin tener que dejarte un riñón en la consulta.Así pues, tu número de la Seguridad Social está asociado a tu tarjeta sanitaria o se asocia a ella de forma automática cuando lo solicitas por primera vez. Cada comunidad autónoma gestiona su sistema de sanidad pública, por eso puede haber diferencias en las condiciones de la tarjeta sanitaria.

Saber el número de la Seguridad Social es esencial para trabajar en España. También como autónomo, ya seas español o residente con Tarjeta de Extranjero. Al darte de alta como autónomo, el equipo de TaxScouts te sacará el número de la Seguridad Social. Además, tu gestor online te ofrecerá asesoramiento fiscal personalizado para que puedas beneficiarte de todas las deducciones en las declaraciones de impuestos. ¡Regístrate hoy con una de las mejores asesorías online!

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Todo lo que necesitas por un precio fijo

¡Autónomo! Nos encargamos de todo para que tú no te preocupes por nada. Además, tu asesor personal resolverá todas tus dudas en menos de 24 horas.