Presentamos tu declaración de la renta por 49,90€

Tu asesor fiscal personal se encarga de todo y tú lo apruebas en un clic. ¡Superfácil!  Saber más

Presentamos tu declaración de la renta por 49,90€

Base liquidable

  • Léelo en 4 min

A nada que hayas ojeado alguna vez el borrador de la declaración de la renta, habrás leído algo sobre la base liquidable, pero ¿te queda claro qué es? Pues estás en el sitio indicado. Ponte chill que hoy hablamos de uno de los conceptos más importantes del IRPF: la base liquidable.

¿Qué es la base liquidable?

Rápidamente, esta base sería la cantidad de dinero por la que realmente pagas impuestos y a la que se le aplican los gravámenes. Hay una base liquidable en todos los impuestos que existen: IRPF, IVA, impuesto de patrimonio… Pero sin duda, donde más han visto los contribuyentes de este país este término es en su declaración de la renta. Lo vemos más en profundidad en este caso, venga.

En la declaración de la renta, se tienen que declarar tooodos los ingresos que has tenido durante el año, porque el impuesto de IRPF grava las rentas (riquezas) de las personas. ¿Significa eso que la suma de esos ingresos es por lo que se pagan impuestos, o sea, la base liquidable? No.

Lo que ocurre es que Hacienda te deja no tributar por ciertas cantidades que considera que son necesarias para tus necesidades básicas. Son lo que llamamos las reducciones: los mínimos personales y familiares. Así que, por estas reducciones, tenemos dos bases: la primera, que agrupa los ingresos totales; y la segunda, que se conforma de los ingresos menos las reducciones. Bien, pues si has entendido esto, enhorabuena. Ya sabes lo que son la base imponible y la base liquidable. La base imponible es la primera, la cantidad bruta, sin quitarle nada, y la base liquidable es la cantidad neta, restando reducciones, por la que se te va a hacer pagar impuestos. 

¿Cómo se calcula la base liquidable sometida a IRPF?

Ya te lo hemos chivado antes. La base liquidable se calcula restando a la base imponible las reducciones que te correspondan. Algo importante a tener en cuenta es que las bases de las que hablamos en realidad tienen dos partes: la estatal y la autonómica. Por lo tanto, cuando decimos base imponible, en realidad se divide en base imponible estatal y base imponible autonómica, y cuando nos referimos a base liquidable sucede lo mismo. 

Se puede ver mejor con un ejemplo:

Anacarda trabaja de contable en una empresa en la que le pagan un sueldo anual de 35.000€ y cobra dividendos de unas acciones de 1.000€ anuales. Anacarda tiene tres hijos y está casada. Vamos a ver cómo se calcula la base liquidable en su IRPF

La base imponible sería la suma de todos sus ingresos, es decir 35.000€ más 1.000€ (que son 36.000€). Esta cantidad se reparte al 50% entre la parte estatal y autonómica, así que las bases imponibles serían 18.000€ cada una (36.000€ dividido entre 2). Por hacer la declaración, ya se le restan 5.550€ del mínimo por contribuyente. Teniendo tres hijos, se le restarán a Anacarda 2.400€ por el primero, 2.700€ por el segundo y 4.000€ por el tercero. Aunque estas cantidades se dividen entre dos, porque Anacarda está casada y tiene que compartir la reducción por mínimo familiar con su marido. Por lo tanto, la operación total quedaría así: 

Parte estatal
18.000€
– 5.550€ de reducción por el mínimo personal
– 1.200€ de reducción por el primer hijo
-1.350€ de reducción por el segundo hijo
– 2.000€ de reducción por el tercer hijo
_________________________________________
= 7.900€ de base liquidable estatal

 

Parte autonómica
18.000€
– 5.550€ de reducción por el mínimo personal
– 1.200€ de reducción por el primer hijo
-1.350€ de reducción por el segundo hijo
– 2.000€ de reducción por el tercer hijo
_________________________________________
= 7.900€ de base liquidable autonómica

 

Así pues, la base liquidable total (la suma neta de los ingresos por los que Anacarda pagará impuestos) será de 15.800€ (7.900€ más 7.900€). 

Una vez has aplicado los mínimos y has obtenido esta cantidad (la base liquidable) es cuando puedes aplicar los tramos de tributación para así calcular tus cuotas resultantes, o sea, lo que pagarás de impuestos. 

Se te ha podido ocurrir que, al ser lo que estamos diciendo el resultado de una resta (base imponible menos reducciones) que quizá haya casos en los que la esta base sea negativa. Si has pensado así, estás en lo cierto. Y además se llama así: base liquidable negativa. Como es lógico, si este es tu caso, no tienes obligación de pagar impuestos.

¿Qué hago si no sé cuál es mi base liquidable?

Lo mejor que puedes hacer si no acabas de entender lo que es la base liquidable y cómo se calcula es dejar tu declaración de la renta de 2021 en manos de una gestoría fiscal. TaxScouts es una gestoría online que pone a tu disposición a un asesor fiscal especializado en la declaración de la renta que puede aconsejarte con tus dudas. Además, como somos colaboradores sociales de Hacienda, podemos presentar la declaración a Hacienda online por ti. Para que tu no tengas de qué preocuparte, ¡faltaría más!

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Deja que te ayudemos con la declaración de la renta

Di adiós al estrés del papeleo y a los errores por culpa de las palabras complicadísimas. Tu gestor personal presenta tus impuestos por ti, 100% por Internet.