Presentamos tu declaración de la renta por 49,90€

Tu asesor fiscal personal se encarga de todo y tú lo apruebas en un clic. ¡Superfácil!  Saber más

Presentamos tu declaración de la renta por 49,90€

Declarar crowdfunding: guía para inversores

  • Léelo en 7 min
  • Guía actualizada el 18/08/2022

El mundo de las inversiones mueve muuucha pasta. Y además hay infinitas posibilidades para rentabilizar tu dinero: están los fondos de inversión, los NFTs, las criptomonedas, las acciones y participaciones… Y también existe el crowdfunding. Y como siempre que tú ganas dinero Hacienda lo gana también, no es descabellado pensar que una guía para inversores sobre cómo declarar el crowdfunding es útil, ¿no te parece?

¿Qué es el crowdfunding?

Primero lo primero. ¿Qué narices es el crowdfunding? Literalmente se traduce como préstamo en masa, aunque también se le conoce como micromecenazgo. O sea, prestar tu dinero junto con otra multitud de inversores particulares como tú. ¿Qué es lo positivo de esto? Pues que al juntarse muchos pequeños inversores, las cantidades que se invierten no suelen ser muy altas, convirtiendo el crowdfunding en una alternativa de inversión bastante asequible para todo el mundo. 

De hecho, fíjate lo asequible que es, que hasta la ley fija unas cantidades máximas que puedes invertir: 2.000€ por proyecto y 10.000€ anuales en total. 

La idea es simple. A través de plataformas online como Verkami, Crowdcube y demás, eliges los proyectos que te interesan y les prestas tu dinero (siempre por debajo de los máximos legales) a cambio de recompensas. Dependiendo del tipo de recompensa que obtengas, será un tipo de crowdfunding u otro (y habrá un impuesto para cada tipo de crowdfunding, obvio). 

Tipos de crowdfunding 

Ya te habíamos adelantado que cómo declarar los rendimientos de crowdfunding dependerá del tipo de crowdfunding en el que estés invirtiendo. Veamos los cinco tipos que existen.

Crowdfunding de recompensa

En este tipo de crowdfunding los inversores reciben productos o servicios a cambio del dinero prestado a la empresa. Normalmente se utiliza en startups que están en fase de test o pre-lanzamiento, y estos negocios a cambio ceden su oferta a los inversores. Sin embargo, también suele ocurrir que los propios inversores o mecenas colaboréis en las experiencias de la empresa a modo de recompensa. 


Este tipo de crowdfunding se puede ver como una compra anticipada, en la que el inversor da el dinero antes y recibe el servicio después. 

Crowdfunding de donación

El crowdfunding de donación implica que, como mecenas, no recibes ningún beneficio por el dinero que prestas, por lo que la inversión es más una donación que una inversión en sí. Y pensarás, ¿qué sentido tiene esto? Lo cierto es que este tipo de crowdfunding se usa casi siempre para fines sociales como, por ejemplo, contribuir a la ayuda por daños de catástrofes naturales o similares (que por cierto, ayuda a deducir en el IRPF 🙄). Es por eso que suelen tener un tiempo límite de duración (lo que dure la acción social). 

Crowdfunding de inversión

Con este tipo de crowdfunding, lo que obtienes al invertir tu dinero son participaciones de la empresa. O, en su contra, parte de los beneficios que la empresa tenga durante el año. ¡Ojo! Para que se pueda dar este tipo de financiación, la empresa tiene que ser una Sociedad Limitada (S. L.). Si no, si no jamás podría repartir participaciones. 

Para ello además, la empresa tiene que tener capacidad de:

  • O bien tener un capital social y ampliarlo para poder repartir más participaciones.
  • O bien comprometerse a repartir parte del beneficio anual entre los nuevos inversores.

Estos préstamos están regulados por la Ley del crowdfunding o Ley de Fomento de la Financiación Empresarial, y junto con el siguiente tipo que veremos, el crowdfunding de préstamo, se cataloga como crowdinvesting. 

Crowdfunding de préstamo

Venga, el que te habíamos adelantado: crowdfunding de préstamo. La verdad es que son todos muy intuitivos con los nombres, ¿eh? Pues nada, que inviertes el dinero en una empresa esperando que te lo devuelvan junto con unos intereses. Como si fueras un minibanco. En este caso, te conviertes en un prestamista, y de hecho, el tipo de interés que recibes (o sea, el porcentaje además de la devolución del dinero inicial) es mayor en comparación con otras plataformas de préstamos, por lo que suele ser una opción muy beneficiosa para invertir.  

Ah, y por cierto, a este tipo de inversión también se le conoce como crowdlending. Por si te sonaba. 

Dentro de esta modalidad, existen variaciones como el crowdfactoring o invoice trading. Estas palabrejas vienen a significar que los inversores pueden aportar el dinero que las empresas necesitan para pagar sus facturas a un tipo de interés. Muchas compañías sufren por falta de liquidez (dinero inmediato) a la hora de hacer frente a sus gastos, y la solución siempre había sido pedir un adelanto en el banco a cambio de unos intereses. Y aquí es donde entra el crowdfactoring, siendo los pequeños inversores los que adelantan esta liquidez a las empresas a cambio de un porcentaje adicional.

Crowdfunding de recompensa por donación

El último tipo de crowdfunding es el de recompensa por donación. Es una mezcla entre el primero y el segundo (como bien dice su nombre). Como inversor, recibes productos, servicios o experiencias por participar (invertir) en causas sociales. En este caso, no se invierte en proyectos empresariales, sino en fines solidarios, pero se incentivan a través de recompensas. Obviamente, para que este tipo de financiación funcione, se necesita una empresa que quiera participar regalando algo a los inversores. 

Declarar las inversiones de crowdfunding

Abramos el melón. ¿Cómo funciona el tema de los impuestos de crowdfunding en España? ¿Cómo se declara en los impuestos el crowdfunding? Veamos qué dice Hacienda sobre declarar el crowdfunding. 

Para empezar, tendremos que distinguir qué es lo que vamos a declarar. Por una parte está cómo declarar ingresos o ganancias por crowdfunding, (los impuestos por ganar dinero invirtiendo). Por otro lado está la inversión en sí. ¿Se debe declarar el dinero del crowdfunding en España?

Bueno, pues la respuesta es bien simple. Las inversiones no generan ningún tipo de obligación con Hacienda en nuestro país, o lo que es lo mismo, no existe un impuesto que tengas que pagar por invertir tu dinero. La obligación fiscal empieza cuando ganas dinero con tu inversión. Por lo que, en resumen, solo tienes que declarar impuestos cuando ganas o pierdes un dinero extra con tu inversión

Abordemos entonces la siguiente cuestión: el crowdfunding en el Impuesto de Sociedades y el crowdfunding en impuestos a particulares. Como sabrás, hacer las inversiones en nombre de una sociedad (o sea, una persona jurídica) o en tu nombre (persona física) tiene diferencias. También a la hora de declarar el crowdfunding. 

Si has obtenido beneficios de tus inversiones con una sociedad mercantil, entonces tendrás que declarar las ganancias del crowdfunding en el Impuesto de Sociedades, más concretamente como Ingresos Financieros. 

Si has obtenido beneficios de tus inversiones como persona física, tendrás que declarar las ganancias en el IRPF, como con el resto de rendimientos que tengas. En este caso, lo tendrías que incluir dentro del apartado de Rendimientos de capital mobiliario, en la base general, en la Casilla 0029 de tu declaración de la renta.

¡Buenas noticias!

Suponemos que, aparte de lo que tienes que pagar por tus inversiones, también te interesará lo que puedes deducirte con ellas. Si como persona física has realizado inversiones de donación, puede que tengas premio en el IRPF y puedas deducir las cantidades invertidas. Tendrás que comprobar si la empresa donde has invertido cumple los requisitos, eso sí. ¿Quieres echarle un ojo a nuestra guía sobre deducciones por donación?

 

En algunas comunidades autónomas además, existen deducciones por inversión en empresas de nueva creación, como en Madrid por ejemplo. Quizá suene la flauta y puedas deducirte el máximo que se puede en esa comunidad por inversiones en Sociedades Anónimas o Sociedades Limitadas (6.000€ en un año). Será mejor que corras a leer los requisitos en nuestra guía de deducciones autonómicas en Madrid.

Tabla resumen de impuestos sobre crowdfunding

Con todo lo que hemos hablado podríamos resumirlo en esta tabla sobre declarar el crowdfunding para inversores. 

Los impuestos asustan. Y eso es así. Si has invertido en crowdfunding o en cualquier otro método y tienes que incluirlo en tus declaraciones de impuestos, quizá no te parezca mal poder tener asesoramiento fiscal personalizado. Nuestra gestoría virtual tiene grandes gestores de la renta que pueden encargarse de tu declaración a Hacienda online, sin olvidarse ni una coma para evitarte problemas. Lo dicho, que si prefieres quedarte en el sofá y que un asesor fiscal online se encargue de todo, ¡contacta con nuestra gestoría fiscal!

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Deja que te ayudemos con la declaración de la renta

Di adiós al estrés del papeleo y a los errores por culpa de las palabras complicadísimas. Tu gestor personal presenta tus impuestos por ti, 100% por Internet.