¡Fuera estrés!

Nos encargamos de tu papeleo e impuestos 100% online.  Saber más

¡Fuera estrés!

Declarar NFTs

  • Léelo en 7 min
  • Guía actualizada el 18/08/2022

¡Alto ahí! Antes de empezar a hablar sobre cómo declarar NFTs, ¿qué tal si empezamos por contarte qué son los NFTs? De un tiempo a esta parte, los NFTs se han puesto muy de moda (igual que las crypto, que también te contamos cómo tributan en esta guía sobre cómo declarar las criptomonedas). Como pasa siempre, hay quien controla más el tema y quien no tanto. Así que empecemos por el principio.

Guay, NFT. Pero ¿qué significa?

Antes que nada, NFT son las siglas de las palabras inglesas non-fungible token. La traducción no muy literal de non-fungible token sería algo así como marca no fungible, pero esto tampoco aclara nada. En realidad, esta palabra que se acorta como NFT se refiere a una serie de datos únicos, reconocibles y que no se pueden intercambiar. O sea, que un NFT viene a ser como un código digital que no se puede falsificar, porque está basado en el sistema blockchain. (Ahora no nos vamos a liar a contarte qué es el blockchain, si quieres saber lo básico sobre el NFT y qué es, quédate con lo del código único del que siempre se puede verificar la autenticidad).

¿Qué es un NFT?

Vale, ahora que ya sabemos lo que significa non-fungible token, nos adentramos en el NFT en sí, en qué es y en cómo funciona. Estos códigos únicos e irremplazables se asocian a archivos digitales. En general, estos archivos son piezas gráficas o audiovisuales como fotos, vídeos, GIFs, textos o audios. Lo que el código permite es asociar aquella creación digital a un autor, una fecha, un propietario, etc. Básicamente, a toda la información importante sobre su creación y su propiedad. ¡Ojo! Que lo que hace el NFT es solamente verificar la propiedad de la pieza, el NFT no es la pieza en sí. Por ejemplo, si Sabrina se compra un bolso de marca en el metaverso, el NFT es el código único y reconocible asociado a ese bolso para siempre y no el bolso. El NFT es la verificación de que aquel bolso es aquel bolso. Suena un poco loco pero es así.
Y porque somos humanos, venimos llamando NFT a la pieza en sí aunque el NFT sea solamente el código que la identifica.

El NFT no es lo mismo que el copyright. Los NFTs pueden seguir compartiéndose en cualquier rincón de Internet y hasta pueden ser copiados. Pero solamente uno (la pieza que tenga el código NFT asociado) será el auténtico.

Pero pongamos un ejemplo fácil para que se entienda: la Mona Lisa. Seguro que en el mundo hay tropocientas copias, versiones, falsificaciones y demás Mona Lisas sin copyright, pero solo hay una Mona Lisa verdadera. Para certificar que la Mona Lisa que está en el museo del Louvre de París es la auténtica, quizá sea necesario que algunos expertos analicen las capas de pintura, los trazos y no sé cuántos más detalles técnicos. Con los archivos digitales que tienen NFT, la verificación es automática y online con el sistema blockchain.

Muchos NFT se asocian creaciones digitales como diseños gráficos, ilustraciones, fotografías. Esto lleva a pensar que a lo que se llama NFT suelen ser piezas de arte, pero también se han vendido como NFTs algunos tweets y memes, por ejemplo.

NFT e impuestos

Como los NFTs son algo nuevo, Hacienda ha tardado en decidir cómo tratarlos. Pero ahora, al declarar NFTs, se aplica la fiscalidad de los bienes muebles. Es decir, que los impuestos por NFTs son los mismos que por las acciones, los vehículos o las joyas (entre muchos otros). Si te quedan dudas sobre qué impuestos se pagan exactamente por los NFTs, cualquier gestoría fiscal puede ayudarte a resolverlas.

¿Cómo declarar NFTs?

Si has comprado o has vendido NFTs y no tienes muy claro qué hacer ni cómo declararlos, es recomendable que cuentes con un gestor para la declaración de la renta. Así, te asegurarás de no cometer ningún error y de no tener ningún susto, porque el tema es un poco lioso (lo sabemos). Dicho esto, te contamos rápidamente cómo declarar NFTs si lo vas a hacer por tu cuenta.

Impuestos de NFTs en el momento de la compraventa

  • Si el vendedor es una empresa o un autónomo, habrá factura de la venta. Entonces, quien compre el NFT tiene que pagar el IVA correspondiente, que es del 21%. Esto es si ambos el vendedor y el comprador están en España. Si e vendedor está en España y el comprador en otro país de la Unión Europea, hay que aplicar el IVA que corresponda en ese país (y liquidarlo con el sistema de ventanilla única). Ahora bien, si el comprador está fuera de la Unión Europea, no habrá IVA. Contar con un asesor fiscal puede ser muy útil para no equivocarte con el tipo de IVA que cobres a tus clientes (un truquito: con TaxScouts tendrás un gestor personal que resolverá este tipo de dudas 100% online y en menos de 24 horas).
  • Si el vendedor es un particular (una persona que no es creadora del NFT y que simplemente lo tiene en propiedad y decide venderlo), se tiene que hacer un contrato de compraventa. En este caso, se paga el impuesto de transmisiones patrimoniales. El comprador tendrá que hacer la autoliquidación de los impuestos. Básicamente, esto significa que el comprador tiene que calcular cuánto tiene que pagar por el impuesto de transmisiones patrimoniales y hacer un ingreso en la institución tributaria (quien cobra esos impuestos, vaya) de la comunidad autónoma donde resida.
  • Declarar NFTs y pagar impuestos por ello no es obligatorio en el momento de la compraventa para el vendedor, siempre que sea un particular.
  • Una empresa o un autónomo, al vender un NFT y hacer una factura con IVA, tendrán que recaudar ese IVA para luego ingresarlo a Hacienda. Esta declaración (y el pago del IVA) se hará al final del trimestre a través del modelo 303.

Declarar NFTs en la renta

  • Si un particular vende un NFT, tendrá que incluirlo en la declaración de la renta, en el apartado de ganancias patrimoniales. El valor de la ganancia patrimonial, en este caso, es el valor de venta menos el valor de adquisición. (Para que nos entendamos, si tienes que declarar NFTs, en el apartado de ganancias patrimoniales pondrás el resultado de una resta: lo que has cobrado al vender el NFT menos lo que pagaste cuando lo compraste).
  • Si un autónomo es artista y ha creado NFTs que luego ha vendido, también tendrá que incluirlo en la declaración de la renta. Esta información se incluye en el apartado de rendimientos de la actividad económica.
  • Si el creador del NFT es un autónomo, no se puede restar el coste de producirlo a lo que haya ganado con la venta. Lo que sí se puede hacer es restar los gastos deducibles de autónomos (en esta guía te contamos cuáles son). Por ejemplo, Chema es diseñador y crea una ilustración usando un programa de ordenador por el que paga 49€ al mes. Luego, Chema vende esta ilustración como un NFT. En la renta, Chema no puede restar el valor de su tiempo, ni la electricidad, ni lo que paga por el programa de ordenador al precio de venta (estaría intentando colarlo como coste de adquisición o algo así). Peeero lo que sí puede hacer Chema es deducirse algo de lo que paga de luz y lo que paga por el programa de ordenador en su declaración de impuestos. Cabe decir que si Chema cuenta con la ayuda de una buena (si no la mejor) gestoría online, de todo esto se encargaría su asesor personal. Así Chema puede dedicarse a lo suyo, que es crear ilustraciones.

Declarar NFTs si los haces como hobby

  • Si te ha dado por el rollo artista digital y creas NFTs para venderlos, aunque tú tengas otro trabajo, la respuesta obvia es sí, tienes que declararlos y pagar impuestos por el dinero que ganas.
  • Lo que tienes que hacer es muy fácil: darte de alta como autónomo. Es así porque estarías sacando un rendimiento (ganando dinero) por tu actividad (crear obras de arte digitales). Y ya te hemos contado como declarar NFTs en este caso: en el apartado de rendimientos de la actividad económica de la declaración de la renta.

Usa nuestra calculadora de ganancias patrimoniales para saber cuántos impuestos tendrías que pagar al declarar NFTs:

Fuente de los beneficios
Ingresos de la venta
Selecciona el año fiscal
Beneficios después de impuestos
Beneficios después de impuestos
1.620€
IRPF
IRPF
380€
Beneficios de la venta de acciones
2.000€
Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)
380€

Los primeros 2.000€ tributan al 19%: 380€

Tus beneficios después de impuestos
1.620€

Esperamos que te haya sido útil esta calculadora. Los impuestos pueden ser un tema complicado, lo sabemos. ¡Por eso empezamos TaxScouts!
Una forma libre de estrés de declarar tus impuestos.

¿Tienes un minuto? Mira cómo funciona

Cómo se calculan los impuestos sobre tus ganancias patrimoniales

Para las personas físicas (no empresas), los beneficios de la venta de acciones, bienes inmobiliarios (casas, locales, etc.), criptomonedas, fondos y otros activos financieros están sujetos al IRPF.

Estas ganancias tributan por tramos:

  1. Se paga más a partir de los 6.000€.
  2. Se paga más a partir de los 50.000€.

En tu caso, siendo tus ganancias de capital de 2.000€, pagarás en total380€.

Desglose de los impuestos por tus ganancias de capital (IRPF)

  1. Pagarás un 19% de los primeros 2.000€ ganados, es decir 380€.

Si quieres invertir en NFTs o los has vendido y tienes que hacerlo constar en tu declaración de la renta, te ayudamos con ello. Con TaxScouts, un asesor fiscal se encargará de tu declaración, sea lo complicada que sea (o no), para que puedas aplicarte todas las bonificaciones posibles. ¡Cuenta con una asesoría para la declaración de la renta que siempre te cobra lo mismo, aunque tengas que declarar cuatrocientos NFTs! Además, puedes presentar la declaración de la renta online y en unos pocos clics. Genial, ¿no?

¿Quieres enterarte de todo?

Déjanos tu contacto y te mandaremos noticias, recordatorios o algún consejo sobre el tema que más te interese. No te asustes, solo lo haremos de vez en cuando.

Category

Queremos ser tu gestoría online

Ofrecemos asesoramiento fiscal personalizado y presentamos tus de impuestos, todo por Internet. Fácil, rápido, sin letra pequeña y a un precio fijo. ¿Qué más se puede pedir?